anexos

new ribbon bookmark

anexos :: blog

sidebar marker

Acerca de anexos


Este es un lugar que sirve de encuentro para gente de todos los tamaños, colores y formas, pero con un elemento común: una grave disfuncionalidad para llevar a cabo la sencilla - que no simple - tarea de pensar como los demás.
Siéntete libre de entrar, de comentar, de compartir, y por qué no, de crear tu propia historia.
Pero sobre todo, y tal como decía nuestro querido Gran Lebowski... "tómatelo con calma".


El cerebro sin sombra

cerebro_sombra
Todos hemos visto películas como “El hombre invisible”, “El hombre sin sombra”, “Los 4 fantásticos”… En ellas, un hombre (o mujer) gracias a algún tipo de procedimiento científico o fenómeno físico extraño son capaces de volverse invisibles de forma permanente o a voluntad… Habilidad que utilizan para hacer el bien o el mal. ¿Y a quién no le gustaría semejante poder? Pues bien, este argumento de películas de ciencia-ficción en cierto modo ya se ha convertido en realidad.


En honor a la verdad, no es que la ciencia haya hecho invisible a una persona, ni si quiera a un animal de experimentación… Pero sí se ha conseguido que sus tejidos –previamente extraídos- se vuelvan totalmente transparentes… ¿Y esto para qué? Vamos a desviarnos un poco del tema para entender este descubrimiento.

El cerebro es una de las estructuras biológicas más complicadas, y no sólo el cerebro del ser humano, sino el de cualquier otro animal. Las conexiones de las distintas neuronas de un cerebro forman una maraña, una red de extraordinaria complejidad y perfecto orden, donde se albergan una infinidad de funciones. Para el estudio de este órgano existen diferentes técnicas histológicas, fisiológicas o moleculares, pero en cierta medida todas ellas tienen en común “desmenuzar” más o menos el cerebro de un animal de investigación o de un cadáver donado a la ciencia.

Leer entrada completa...
Comments

Historia futura de la destrucción

futuro
Inspirado por la relectura de Antifrágil, de Nassim N. Taleb, me pregunto qué podemos saber del futuro. En la hipótesis de Taleb, nada, o poco, o al menos debemos actuar con humildad epistemológica y como si no supiéramos nada o casi nada del futuro.

Sin embargo, podemos predecir, sostiene el autor, si pensamos en cosas que ya no estarán en el futuro, por ejemplo dentro de 50 años. Esta estrategia de predicción es novedosa para nosotros pero no para nuestros antepasados que confiaban más en lo que sabían sobre lo que quebraría que en intentar la estúpida hazaña de intentar saber qué habría nuevo.

La idea de predecir considerando qué no estará ya con nosotros se sostiene en tres principios heurísticos:

  1. Es más fácil y seguro apostar a que algo desaparecerá -es cuestión de alargar el plazo- que apostar por algo que no existe.
Leer entrada completa...
Comments

El silencio de las niñas

silencio_niñas
En un mundo en el que hay tantos motivos de preocupación, me preocupa especialmente el silencio de las niñas. Estamos tratando a quienes serán las mujeres del futuro como princesitas Disney. Las queremos sumisas y sometidas siempre al dictamen del espejito mágico y del príncipe encantador; o por el contrario les exigimos que tomen decisiones de adultas con su llave de casa al cuello. Las vemos como pequeñas maniquíes para los artículos de consumo y ponemos en la picota su dignidad esencial cuando les enviamos el mensaje de que sin tetas no hay paraíso. Este es, como todos saben, el nombre de una popular serie de televisión. Confieso que me avergüenza escribirlo.

Debemos romper el silencio de nuestras niñas: las de este occidente deshumanizado que las viste como meretrices chiquitas, y las agobia con requerimientos sobre el peso y el color del cabello desde los seis años. Esta sociedad en la que circulan por Internet miles de imágenes de niñas compradas, vendidas, ya para siempre sin inocencia y sin infancia.

Leer entrada completa...
Comments

¿Por qué los occidentales no queremos entender a los chinos?

china
Uno de los aspectos que sorprende en las relaciones con chinos es su “persistencia y aguante”.

El entorno chino ha premiado tradicionalmente el esfuerzo, como medio para conseguir resultados satisfactorios. La persistencia en los retos y tareas encomendadas es una constante en la gestión de las relaciones, que se manifiestan y son especialmente significativas cuando se establecen entre chinos y occidentales.

No es de extrañar:

La gran preparación para realizar un viaje de placer o de negocios y el esfuerzo por obtener toda la información posible acerca del viaje, del medio, de las personas, del destino y cualquier detalle que pueda llegar a resultar importante.

De ello se podría deducir la sorpresa mostrada por muchos occidentales al recibir visitas chinas, ya que las mismas conocen y disponen de información detallada de lugares, interlocutores, situaciones económicas y políticas, perfil de los posibles interlocutores, etc. y hasta las claves culturales de los países o áreas que visitan, sus inquietudes, sus amigos y enemigos y cómo deben gestionar los encuentros, diálogos, temas intrascendentes y transcendentes y, muy especialmente, las cuestiones que son tabú y que es mejor no mencionar.

Leer entrada completa...
Comments

Slow Education

sloweducation
Me encuentro en el ascensor con el vecino del sexto y me enternece verle tan serio en su papel de padre con hijos pequeños. Ahí va, como una centella, confundiendo algunas mañanas el after-shave con el Nenuco. Es lo que tiene esto de los hijos, que se encuentra uno siempre a punto de estallar, agobiado, estresado, afónico, insomne… y encantado de la vida.



Mientras le veo alejarse, entra en el portal mi hijo mayor. Hace un par de años se marchó a estudiar fuera de casa, fuera del país, y él solo supo sacarse las castañas del fuego. Escucho su visión del mundo, de la política y de la sociedad como si lo viera por primera vez. De hecho, se me ha escapado decirle: “encantada de conocerte”. Claro que le conozco..., ¿o no?

Aquí llega el otro hermano, mi
pequeño para siempre. Un flash de la memoria me trae la imagen de un bebé sentado en la sillita de seguridad del coche. Entre aquel recuerdo y este muchacho que filosofa como respira hay veinte años de vida que en mi memoria pasan en fragmentos sueltos. ¿Por qué no lo recuerdo todo, con lo que le quiero? ¿Por qué ha pasado todo tan deprisa?

Leer entrada completa...
Comments

El Arte de dar clase relegado como arte

clase
Dar clase es elaborar una obra de arte menor. Como pueden ser obras de arte menor la cocina, la moda, el diseño, la fotografía, la canción. Todas estas manifestaciones artísticas participan en concursos y reciben premios. Todas ellas también aparecen profusamente en los medios de comunicación.

Los medios dedican a la cocina mucho espacio. El festival televisivo europeo de la canción ligera es un concurso seguido por millones de personas. Los modistos hacen esfuerzos por ser originales en la moda que, como obra de arte, llevan a las pasarelas aunque luego nunca veamos creaciones tan originales en la calle. El diseño tanto en la industria como en la publicidad se cotiza muchísimo. Algo parecido podemos decir de la fotografía.

Nada de esto ocurre con la clase. El tiempo y el esfuerzo que se dedica a las clases y a su preparación es enorme. Dar clase es la profesión total o parcial de cerca de un millón de españoles. Clases que reciben ocho millones de alumnos.

¿Porqué no entran las clases en los concursos, en los premios, en los medios de comunicación?

Hace ya muchos años que me hice esta pregunta. Muy cerca de treinta años que propuse a unos amigos de Televisión Española el llevar algo relacionado con la clase a la pequeña pantalla.
Leer entrada completa...
Comments